Dos ideas de dinámicas para trabajar la importancia de respetar el espacio personal y saber decir “no”.

Creemos que es muy importante dar estrategias para que cada uno pueda delimitar muy bien su espacio personal, y transmitir la importancia de respetarlo es esencial para evitar todo tipo de situaciones incómodas, de abuso, de presión, etc.
Así como ser capaces de saber decir “no” cuando así lo deseemos. Ya que a veces nos vemos obligados o presionados a aceptar cosas que no queremos y esto nos puede llevar a tener grandes conflictos e insatisfacciones personales.

Por ello, para practicar estos aspectos os traemos dos dinámicas que nosotras hemos llevado a cabo en el aula con grupos grandes y pequeños, y hemos visto que cuanto más se conoce el grupo y más cohesionado está, más positivo es hacerla.
Además, aconsejamos terminar ambas dinámicas con un espacio de debate y reflexión, en la que compartan los sentimientos y emociones que hayan podido surgir.



DINÁMICA 1- RESPETAR EL ESPACIO PERSONAL:

La dinámica consiste en marcar, en el suelo, una circunferencia alrededor de una persona, con el tamaño que marquen sus brazos estirados y girando sobre si misma. Ese espacio delimita el espacio personal de cada persona que hay que respetar, y solo “entrar” si la persona lo permite.

De esta forma los compañeros, irán intentando acercarse, paulatinamente, cada vez más y cada uno a su manera. La persona que este en el círculo tendrá que ir valorando si deja que se vayan acercando o no.

Es probable que según la afinidad con las personas permita más o menos acercamiento, o que en función a la manera que cada uno tenga de acercarse se cree más o menos rechazo.

La dinámica termina cuando la persona que está dentro del círculo lo decide, y posteriormente se hace una reflexión de posibles sentimientos (agobio, rechazo, comodidad, tranquilidad, etc.). Y sobre todo, de la importancia de marcar límites y distancia si no nos sentimos cómodos, así como de respetarlos cuando nos los marquen otras personas.

DINÁMICA 2-APRENDER A DECIR NO:

Para trabajar esta dinámica es necesario que previamente hayamos trabajado la asertividad con las personas a las que va dirigida. Comenzamos pidiendo un momento de reflexión en el que cada persona piense una situación incómoda que haya pasado o que pase a menudo, en la que no sepa decir ‘no’ o le genere culpabilidad decirlo cuando lo consigue. A continuación, debe apuntar la situación en un papel de forma anónima, respondiendo las siguientes preguntas: ¿qué personas están implicadas en la situación? ¿qué sensación o emoción te genera decir ‘sí’ cuando realmente no te apetece? ¿consigues decir ‘no’ en otras situaciones?

Una vez escritos los papeles, van todos a una cesta, bolsa o caja común y la persona que lleva la dinámica va pidiendo voluntarios/as para leerlos. El voluntario o voluntaria, con ayuda del grupo si requiere, debe reflexionar sobre la importancia de decir ‘no’ en ese caso y poner un ejemplo de decirlo de forma asertiva.

Son muy sencillas, pero a la vez dan mucho juego y sacan cosas muy interesantes dentro de un grupo. ¿Vosotros habéis hecho alguna dinámica para trabajar estos temas?.